Las dos Fridas del terremoto | Via LaBarra.mx

Por: Juan Cárdenas

Dos Fridas se volvieron símbolos de la tragedia el pasado 19 de septiembre.

Una de esperanza, ternura, fuerza, buen ánimo. Otra de mentiras, irresponsabilidad, abuso, del siempre-es-lo-mismo.

Dos distintas Fridas muy pronto simbolizaron lo que pasaba en el país en un momento de emergencia, de tragedia: actos de inmensurable bondad e inmensurable malicia.

“Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco” dijo sobre sus constantes autoretratos Frida Kahlo, y ante esto me pregunto, ¿es México quien mejor conoce México?

¿Nos conocemos lo suficiente para exponernos así, de forma cruda como lo hacía Kahlo?

No conozco la respuesta, pero sí la consecuencia, pues o nos conocemos tanto que resignados dejamos pasar las cosas por alarmantes que sean, o nos falta conocernos tanto que no damos verdadero crédito y olvidamos rápido. Ante un evento radical y extraordinario, México mostró todos sus colores.

Pero es importante entender algo, y es importante porque de no hacerlo, pasará lo que siempre pasa y ha pasado en nuestra larga historia: nada.

El terremoto del pasado 19 de septiembre no demostró solamente nuestro buen corazón, solidaridad y fuerza, no, demostró todo lo que somos.

Así como hemos visto mexicanos nobles ayudar de la forma que puedan, donando dinero, usando su fama, levantando escombros en busca de vida, dando masajes, jugando con niños, adoptando animales perdidos, etc.

También vimos mexicanos mentir para entrar a robar casas, aprovechar la desesperación para asaltar peatones y automovilistas, politizar en su beneficio, actuar de forma irresponsable, apropiarse de donaciones, revisar cajas en busca de dinero o joyas mientras se removían escombros, etc.

Fuerza mi mexico hermoso. #fuerzamexico #frida y #fridakahlo

A post shared by Sofia Garcia Conde (@tres.abrazos) on

Buenos y malos, estos son ejemplos ciertamente aleatorios, pero todos verdaderos aunque no únicos, hay muchos otros, muchos muy buenos, muchos muy malos.

Eso fue lo que mostró y seguirá mostrando el terremoto.

No soy pesimista al ver las dos caras de la moneda, quiero ser lo más honesto y brutalmente claro, para lograr al fin que pase algo.

Algo.

Amo el símbolo que es la perrita Frida y me enorgullece hasta las lágrimas uno tras otro acto de ayuda desinteresada; creo que debemos seguirlos mencionando, compartiendo y apoyando. Eso es México.

Pero también me avergüenza el símbolo de Frida Sofía, lo que sabemos representa y me enoja hasta las lágrimas enterarme de cada uno de esos actos de negligencia, abuso, prepotencia y maldad; creo que debemos seguirlos mencionando, compartiendo y atacando. Eso es México.

Los dos Méxicos que se toman las manos con el corazón expuesto.

Hay que conocernos lo más posible, no para quejarnos o facilitar la resignación. No, hay que conocernos para exigirnos, recordarnos y convencernos de que el camino del cambio existe, está en nosotros y no requerimos drama ni tragedia para demostrarlo día a día.

>> Nota publicada originalmente en LaBarra.mx <<

Advertisements

Leave a comment

Filed under Español, MORE

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s