Doce del Doce del Doce | Revista Merca2.0

Esta columna no habla en absoluto de la relevancia de este día, en el cual curiosamente día, mes y año son el mismo número… como ha pasado los dos últimos años, como llegó a pasar antes y como algún día pasará de nuevo.

Sin embargo el título, ya que hablamos de mercadotecnia, es infalible. ¿Cómo no usarlo? ¿Cómo desaprovechar esta oportunidad? Muchas veces lo hacemos, nos vamos por la venta fácil, o segura, incluso si ello implica poco tacto, falta de gusto o sensibilidad, etc., siempre y cuando la oportunidad clara esté ahí, la tomamos.

No que esté mal, empero, como los lugares comunes en la literatura por ejemplo, son peligros que debemos esquivar para no caer en la vulgaridad.

La semana pasada, el New York Post publicó en su portada, una foto de un hombre que murió al ser atropellado por el metro un día anterior, tras ser empujado por otra persona. El fotógrafo del Post se encontraba ahí por otra asignación, cuando todo ocurrió y fue capaz de reaccionar y disparar fotografías del suceso. La portada de página completa del tabloide, decía “Empujado a las vías del metro, este hombre está a punto de morir. Condenado”.

La polémica, aunque no la que yo esperaría, se ha dado claro. Mucho contra el fotógrafo, por no intentar salvar a este hombre en vez de tomar fotos, otros contra el periódico por publicarlas, y algunas más sobre la situación, es decir el que esta persona haya sido empujada, todo el hecho documentado (incluso hay un video posterior del agresor aún en el andén), algo que puede ocurrir diario a cualquiera, y que más allá del fotógrafo, ningún otro neoyorkino haya intentado salvar a este hombre.

Un ejemplo escandaloso y como dije, vulgar de mi punto. El post es un tabloide escandaloso, especializado en el morbo, en la venta fácil, y es sobre todas las cosas un medio exitoso. Vende, nadie puede negárselo. ¿Quién es más amarillista, el tabloide, o sus fieles lectores? Inagotable discusión, yo creo que ambos, es mi opinión. En este caso, aunque el fotógrafo dice no haber tenido oportunidad de salvarlo y como el mismo relata en una crónica llena de contradicciones y tristes alegatos, disparó esperando que su flash le avisara al conductor del metro de alguna emergencia y parara; no lo intentó, pero su instinto sí reaccionó, e hizo lo que hace. Tomar fotografías. El medio, por supuesto también criticado, hizo lo que siempre hace, y no, no tuvo ni demostró ese tacto que nunca demuestran, sorpresa-sorpresa.

En estricto sentido, hizo su trabajo. Muchas fotos de guerra tienen el mismo contexto, o aquellas de suicidios como los del 11 de Septiembre, o incluso la muy famosa imagen de Stanley Forman, que le valió uno de sus tres Premios Pulitzer, de una mujer y su hija cayendo al desplomarse la escalera de incendio por donde trataban de huir del fuego. Aquella mujer murió también, aunque la niña de sólo dos años sobrevivió. En estricto ambas fotos cumplen con el mismo objetivo periodístico. Una fue reconocida, otra condenada.

Más que dar mi opinión o pedirles la suya en los comentarios, quiero regresar al tema del 12/12/12, y es que ambas imágenes también respondieron a los intereses de los editores y sus empresas. El Post evidentemente buscó vender, tal cual, y lo lograron. No es nada nuevo para ellos, como para muchos medios similares, es lo que buscan, además tiene y encuentran un público para ello. Es la oportunidad la que se nos presenta. Siempre está ahí, y puede ser más o menos vulgar, pero igual de impactante, igual de irrespetuosa para algunos, igual de ofensiva. ¿Recuerdan las fotos de los soldados norteamericanos burlándose y humillando a presos en Irak incluso sonriendo y jugando? O no vayamos tan lejos, la hiper-mencionada muerte de Jenni Rivera y los dramáticos hechos ¿justifican el manoseo que se le está dando por muchos medios? O ¿aporta algo mostrar por ejemplo su licencia de conducir quemada y maltratada?

No tomemos cada doce del doce del doce que se nos presenta sólo porque debemos “comunicarlo”, porque debemos vender y nos cae en las manos. Siempre hay una elección, una opción diferente y un manejo adecuado.

*Publicado originalmente el 12 de Diciembre, 2012 en Revista Merca2.0.

Advertisements

Leave a comment

Filed under MKT

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s