Yankees: El que se lleva pierde | La Ciudad Deportiva

Como ya todos saben, los Yankees de NY fueron barridos 4-0 por los Tigres de Detroit, en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, esta serie definió a quien pasaría a la Serie Mundial de esta temporada, lo cual significa que fueron los dos mejores equipos de la liga americana quienes lo disputaron, aún así la gran noticia es el fracaso de los Yankees.

Los medios pronto destacaron las edades de varios Yankees estelares varios incluso lesionados (Rivera, Jeter, Posada), se discutió el ciclo de Girardi y/o Cashman (entrenador y gerente deportivo respectivamente, por supuesto la posible salida de Alex Rodríguez y su penos actuación (un tipo quien tiene ganado el Salón de la Fama por lo que ha hecho en su carrera). Esto no sorprende, y afortunadamente a los fans de Detroit les vale un carajo, porque al resto del mundo no y ciertamente es injusto se hable más de esta pobre actuación, que del sobresaliente papel de Detroit y el dominio en todas las áreas demostrado sobre NY.

Antes de seguir revisemos unos números. Yankees ganaron 95 juegos esta temporada, siendo el mejor de la Liga Americana y el tercero general (superados sólo por Cincinnati con 97 y Washington con 98), en el 2011 también ganaron su liga y fueron 2º general, en el 2010 segundo de liga y tercero general, en el 2009 fueron los mejores de toda la temporada ganando 103 juegos. Este año no fueron la mejor defensiva pero se ubicaron en lugar diez (tomando en cuenta carreras permitidas), y se vio compensado al ser los segundos mejores anotadores (lo cual les dio el tercer mejor promedio ganador). En casa nadie más tuvo mejor desempeño y de visita fueron los sextos mejores. Números que se traducen en éxito, en dinero por supuesto, que sin embargo no son suficientes, pues no llegaron a la final ni por ende ganaron (como no ganaron los años anteriores desde el 2009) el campeonato. Esto es lo que significa ser los Yankees y lo que se traduce en fracaso: no ganar títulos.

Claro, este “duro” esquema responde a las cantidades estratosféricas invertidas en recursos. Ejemplo común en todo deporte, en casi todo país. Sucede lo mismo con Real Madrid y Barcelona, Boca, con los Cowboys en la NFL, los Lakers, y todo equipo cuya tradición y/o tamaño (medido por logros pero también por infraestructura) sea superior al resto. De hecho también sucede con personajes, el mundo entero está al pendiente de Cristiano Ronaldo, mucho más cuando “fracasa” en algo (si ello acaso aplica para un tipo con los logros que él tiene).

Sin duda hay una causa social, muy arraigada en las masas: El resentimiento social y clasista. Los de arriba, los ricos, los poderosos deben caer, y los de abajo disfrutan cuando esto ocurre. No es diferente en el deporte y de hecho es donde muchas veces se sublima con mayor claridad. Las burlas de quienes no soportan a estos equipos son incluso más escandalosas a los gritos de apoyo; va tan allá que toca a quienes ni siquiera son fans del deporte en sí.

En México es triste ver las ganas que le ponen los medios a los múltiples clásicos (América-Chivas, Cruz Azul- América, Chivas-Atlas, Tigres-Rayados, América-Pumas, bla bla bla) sobre todo cuando hay noticias mucho más destacadas. Hace poco por ejemplo, El Universal dedicó 90% de su portada de deportes al empate entre Chivas y Pumas en el torneo local mexicano, con el encabezado: “Ridículo”. Resaltaban además los seis empates que se dio en el torneo, en una columna los resultados de la NFL, debajo una foto del pateador de los Raiders Sebastian Janikowski, además de las columnas y una nota del futbol español.

Por supuesto es comprensible la cobertura del diario hacia este juego, y sin duda debían criticar, eso de hecho lo aplaudo, pero la jerarquización a veces puede ser la mejor crítica, o al menos pudieron respetar  más al lector y al deporte, poniendo en media página, vamos un tercio el resultado sorpresivo de 34-31 de los Raiders sobre Pittsburgh (dos de los equipos más populares en México) y otros grandes juegos de la NFL (30-31 Baltimore sobre Nueva Inglaterra, 38-31 Cincinnati sobre Washington, 44-41 Tennessee sobre Detroit, 23-20 Jets sobre Miami, etc.). Como este hay ejemplos cada semana, en periódicos, radio o Televisión.

Ya sólo hablando de nuestro país, esto contribuye también al triste apoyo otorgado a otros deportes, mientras los medios (y dueños) no permitan a sus editores más flexibilidad, nada cambiará y la jerarquía otorgada actualmente nos seguirá dando un mediocre futbol local por sobre otra cosa. Volviendo al nivel global, la derrota de los Yankees representa ni más ni menos la confirmación del deporte por sobre el negocio y el espectáculo. También existen esas historias, no son menos pero sí tienen menor difusión, relevancia y permanencia; por ello mismo vale recalcarlas. Quienes dictan las reglas son los de arriba, por ello sufren más cuando no les funcionan, cuando un equipo como Detroit los humilla y pone en evidencia. El que se lleva pierde diríamos aca.

Portada de El Universal

*Publicado originalmente el 19 de octubre, 2012 en La Ciudad Deportiva | Capital de pasiones.

Advertisements

Leave a comment

Filed under MORE

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s