Carl Lewis, leyenda de leyenda olímpica y analista en México, a culpable de doping | La Ciudad Deportiva


Los Juegos Olímpicos están aquí nuevamente. Por un lado época en la que los valores de sana competencia son promovidos al máximo, por otro el, momento en el que vemos que nada vale más que ser primer lugar, nada.

En épocas olímpicas también es normal recordar nombres legendarios. Atletas quienes han pasado a la historia por sus logros y por representar esa sana y justa competencia. Si preguntan a cualquiera por Carl Lewis, encontrarán en este nombre uno de esos ejemplos. Una leyenda. Un histórico.

Es por ello que Televisa lo buscó en Beijing 2008, para ser uno de sus analistas. El carismático norteamericano fue una buena adición, es amable, sonriente, y ha estado frente a una cámara toda su vida.

Como también lo estuvo en el documental Bigger, Stronger, Faster. The Sides Effects of Being American, un magnífico acercamiento del director Christopher Bell al mundo del deporte y el uso de drogas prohibidas para mejorar rendimiento de los atletas, que hace este el ex levantador de pesas.

Para poner pronto el tema sobre la mesa, el documental demuestra que Lewis uso dopaje en aquella victoria de Seul 1988, en la que Ben Johnson fue descalificado y despojado de la medalla de oro por lo mismo. En este film, Ben Johnson admite haber tomado “otras cosas” ilegales, pero de cierta forma se justifica porque “como todos lo hacían”. Lewis, también entrevistado por Bell pero este lo niega rotundamente y lamenta la situación de Johnson.

Pero quien también es entrevistado es el entonces Director de Control de Drogas del Comité Olímpico de los Estados Unidos, el Dr. Wade Exum, quien presenta entre las muchas pruebas que dice tener, una carta oficial donde se nombran las tres sustancias ilegales detectadas en la sangre de Carl Lewis: pseudoefedrina, efedrina, fenilonpropanolamina; tres estimulantes prohibidos por el Comité Olímpico Internacional, que por las reglas del mismo comité norteamericano ameritaban la descalificación de Lewis del equipo participante en Seul 1988 (pueden ver esta parte al minuto 55 del documental).

Dejemos algo claro, esto no es un rumor, no es una teoría. Esto es una prueba oficial, de parte de quien fue director del departamento encargado de regular el uso prohibido de drogas en el comité estadounidense. Es por lo tanto también una prueba de la cobertura que hicieron las autoridades de ese país sobre su estelar atleta. Y podemos entender el resto, la ponderación al éxito del atleta por sobre la justicia deportiva, y también el significado económico para los EUA.

Vale la pena decir que Lewis no es un analista barato. Desde ya hace tiempo la televisora ha invertido fuertes cantidades en presentar nombres “importantes” y vendedores, por encima de comunicadores que aporten algo valioso al televidente, basta recordar los dos fiascos que fueron Figo y Zidane en su pantalla mundialista. Lo hacen por su propia competencia, así como el comité olímpico norteamericano, Televisa debe mantener un estándar de calidad, y cumplir las expectativas de sus millones de televidentes, por lo que el gasto se justifica con este ex atleta.

Por supuesto, ellos no tienen culpa si Lewis mintió e hizo trampa. La verdad es que hoy en día poco importa, pocos serán quienes se enteren de esto, menos quienes lo crean. La historia ya tiene calificados a Johnson como un tramposo, y a Lewis como una leyenda; hoy en día un respetado comentarista para la más grande Televisora del país. ¿Dónde está el espíritu olímpico en ello?

“Si no podemos hacer nada para evitar el doping, entonces tal vez el doping es parte del deporte” dice el Dr. Exum al final de su entrevista. El deporte dejó de serlo ya a ciertos niveles y se ha convertido en un negocio, una fuente altísima de ingresos, un espectáculo; por lo mismo quizá esta sentencia final tenga cabida y razón. Como sea, creo es una reflexión interesante para todo amante del deporte, de las competencias olímpicas o de la comunicación.

*Publicado originalmente el 2 de Agosto, 2012 en La Ciudad Deportiva | Capital de pasiones.

Advertisements

Leave a comment

Filed under MORE

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s