¿Por qué a México le conviene que la MLS crezca? | La Ciudad Deportiva

El deporte en los Estados Unidos es un negocio muy bien remunerado. Muchas son las industrias que giran alrededor y mucho el dinero que se genera. Sin embargo, a diferencia de México, han sabido mantener el nivel de competencia, a sabiendas que el simple esquema ganar-ganar no excluye ni la calidad deportiva ni los planes a largo plazo, al contrario.

Sus atletas marcan el estándar a nivel mundial, sólo naciones como Alemania, Japón, China o Rusia; asociaciones como UEFA, FIFA; o equipos como el Manchester United, Real Madrid se les equiparan y compiten con las norteamericanas. Sin embargo dependen totalmente y todavía de su tradición, por ello la NFL y MLB son reinas. Ni siquiera la poderosa NBA o sus deportistas olímpicos alcanzan los  niveles de rating en las televisoras, ni ganancias similares por patrocinios, promoción, difusión, etc. a las encargadas del futbol americano y beisbol; lo cual no significa que no prosperen, el crecimiento moderado y a largo plazo es bien agradecido.

En este importante negocio, el mercado latino en los EUA es ya una realidad, no por nada la inversión de Telemundo al adquirir los derechos para la copa del mundo Brasil 2014 por ejemplo. El consumidor latino ya marca diferencia en los EUA, cada año los estudios y estadísticas lo confirman y el crecimiento no deja de asombrar.

Es ahora cuando la MLS, su liga profesional de futbol soccer, quizá la que más difícil camino ha tenido puede aprovechar y necesita de México casi tanto como nuestro futbol de la MLS. Si comienzan a contratar no a viejas estrellas como Cuauhtémoc Blanco, Claudio Suarez o Ramón Ramírez para sus equipos, sino a jóvenes hoy desconocidos quienes el día de mañana se convertirán en estrellas, soportados por su talento e impulsados por la maquinaría de mercado y comunicación ejemplar que poseen, el resultado será inevitable.

Y es que ya no hay que convencer al “gringo” de lo espectacular del futbol. Sino aprovechar al fan y espectador latino de segunda, tercera y hasta cuarta generación. Hijos y nietos de migrantes, ciudadanos norteamericanos de una naturaleza especial, habitantes de los EUA, pero con lazos y herencia latina, entre ellos el gusto y pasión por el soccer.

Si los visores de la MLS traen a muchos de los talentosos jugadores mexicanos quienes no alcanzan lugar en las pocas plazas profesionales de México, les ofrecen un buen sueldo (aún cuando no se compare con la espectacular paga de la Primera División Mexicana), crearán ídolos locales y luego nacionales entre el público latino de EUA, que redituará en ratings, boletaje, patrocinios, calidad competitiva, y toda parafernalia imaginable.

Esto además, beneficiará a México mucho más que a los EUA. Primero por la competencia interna, de pronto habrá atletas con talento natural, pero forjados con el entrenamiento físico y mental de los EUA. La selección nacional podrá mirar otros horizontes para elegir, algo que nunca hemos podido hacer. México voltea a Inglaterra para llamar al Chicharito, no para elegir a sus mejores jugadores en el futbol de Inglaterra. Así en todo el mundo, y en el vecino país del norte podría ser diferente.

Para el desagradable y enfermizo mercado nacional sería un escape como nunca ha existido, pues alcanzar un puesto en primera división o fuerzas básicas tiene muy poco que ver con la calidad futbolística. Quien haya trabajado o se haya relacionado de alguna forma con algún equipo mexicano podrá decirles la cantidad impresionante de jugadores de calidad mundial que no alcanzan nunca una oportunidad siquiera, por todo menos causas deportivas (más bien políticas). Nuestro futbol es corrupto en todo nivel y controlado por pocas personas. Dueños, promotores, y empresarios son literalmente los dueños del balón, y como el más berrinchudo y maleducado niño, hacen con él lo que les place, descaradamente y diciéndonos a la cara “¿Y qué?”.

En el momento que jóvenes o niños viajen a los EUA con becas o trabajos en equipos de primera calidad en cuanto a infraestructura y profesionalismo, esto cambiará. Habrá una opción. Nuestro mercado crecerá al igual que nuestro nivel deportivo profesional y competencia; e incluso, hasta la corrupción puede disolverse un poco. Por su parte, la MLS crecerá significativamente su público cautivo, sobre todo, cimentando un futuro y desarrollo en adelante constante, algo que hasta ahora les ha resultado complicado conseguir. Los medios de comunicación y empresas asociadas al deporte de inmediato responderán y no me cabe duda que el soccer encontrará al fin una estabilidad óptima.

El primer paso debe venir por parte de algunos equipos norteamericanos. México deberá responder y el resto sucederá paulatinamente. Pero la mesa está puesta y vaya si nos vendría bien.

*Publicado originalmente el 19 de Marzo, 2012 en La Ciudad Deportiva | Capital de pasiones.

Advertisements

Leave a comment

Filed under MKT

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s