Ser más teniendo menos | Revista Merca2.0

El nombre María Expectación del Macho quizá no le diga mucho a la mayoría, pero sin duda el nombre Chespirito sí, no importa a qué generación pertenezcan. En los sketch´s donde Roberto Gomez Bolaños interpretaba a Chaparrón Bonaparte, y Rubén Aguirre a Lucas Tañeda, Florinda Meza interpretando a la mencionada María llegaba irremediablemente a pedirles una tacita de azúcar.

Era un momento inoportuno y siempre un fastidio para ambos, representativo de lo molesto que puede ser este símbolo de la tacita de azúcar, una situación que alrededor del mundo sucede, cuando el vecino, quien debería ser casi de la familia, pasa de ser comunidad a incomodidad, y gran parte del problema suelen ser propiedades materiales o espacio común.

Ahora que descubrí el extraordinario servicio que da la empresa Siempre Verde, promoviendo el cuidado al medio ambiente rentando árboles de Navidad en lugar de venderlos (el árbol es plantado una vez terminada la temporada navideña), pensé en la falta de servicios en México que ayuden al bolsillo, al tiempo que promueven otro tipo de valores. En un momento histórico en el cual nuestra sociedad sufre una economía infiel y una seguridad pública ridícula, servicios como estos hacen falta más que nunca. Es importante rescatar valores humanos y comunitarios, cuidarnos.

Estos son algunos ejemplos, esperando que pronto existan muchos más en nuestro país y para muchas de las necesidades actuales, todas ellas para hacer de nuestra vida algo mejor.

Share some sugar (o comparte algo de azúcar) es justamente un servicio que clama porque ese toquido en la puerta de las Marías Expectaciones del mundo deje de ser un fastidio, y se transforme en una cálida costumbre. En su sitio, uno se registra y comienza a interactuar con vecinos, conocerlos incluso (pues las cosas han cambiado en décadas) y a compartir bienes materiales en vez de comprar nuevos. NeighborGoods (un juego de palabras para unir vecindario y buenos vecinos) es algo similar, uno puede buscar algo que necesita entre los vecinos quienes lo ofrecen, o justamente, ofrecer para préstamo o regalo algo que ya no necesitamos.

SwapTree ofrece un servicio similar en varios países del mundo pero exclusivamente para intercambio, no venta. SnappGoods va más allá, incluso puedes ofrecer tu vivienda, intercambiar, rentar o regalar bienes en tu vecindario o quien los necesite. AirBnB es un sitio donde pueden poner en renta por noches, semanas, o meses una casa, departamento, o cuarto, a un costo más económico que un hotel, con mucha más comodidad para el visitante.

En México existe por ejemplo Truekeo, donde se pueden intercambiar no sólo productos, sino también servicios. ¿Necesitan abogado y pueden pagar con una consulta médica? ¿Quieren aprender inglés y ustedes pueden dar clases de cocina? ¿Ya no ocupan la carriola, asiento para el carro y demás carísimas necesidades de un bebé y/o niños? Este es el lugar.

Sobre todo en esta época navideña, quién no ha recibido un regalo que nos provoca cierto desdén aunque agradezcamos el gesto. GiftFlow es un sistema donde se forwardean estos regalos, es decir se ofrecen, pues lo que no es de nuestro gusto, lo será de alguien más, dejen de lado la pena y hagamos útil un producto que ha sido fabricado, y ahorrémosle el gasto a alguien más. Si creen en el karma esta página es ideal, pues funcionan así, en cada perfil se puede ver lo que cada uno ha regalado, y la única recompensa será karmática.

En varios países de Europa prestar bicicletas es una práctica común entre vecinos, y existen varios sistemas para hacerlo. Pero Zipcar es un servicio que lo llevó más allá y que en un país como México haría mucha falta. Todos quienes no tienen auto alguna vez son forzados a pedir el favor a alguien, este servicio facilita y funciona las 24 horas del día a costos mucho más bajos que rentar un auto o pedir un taxi.

Todas estas páginas cuentan con una excelente programación y por eso las he elegido como ejemplos, pero la idea de fondo es tan simple, que una página o grupo de Facebook bastaría; pues necesidades de ahorro (de tiempo, dinero o propiedades) sobran en nuestras vidas. Sólo falta revalorar dos ideas: el aprovechamiento de bienes primero, es momento de valorar la satisfacción del resultado por sobre el medio para obtenerlo, algo usado puede ser tan valioso como algo nuevo, incluso más; y en segundo lugar el contacto humano y el bien común, recuperemos la confianza en María Expectación del Macho.

* Publicado originalmente el 14 de Diciembre, 2011 en Revista Merca2.0

Advertisements

Leave a comment

Filed under MKT

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s