Ximena Venegas y Julieta Sariñana | AlterEXA

Exportar música a los EUA o Europa no es tarea fácil, porque corresponde cierta cortesía tras la gran cantidad de buenos grupos y cantantes que ellos comparten con el resto del mundo todo el tiempo. México lo hace bien, de forma discreta y moderada pero bien. Una buena cantidad de nuestra exportación es a EUA con bandas norteñas, grupos tropicales, salseros, rancheros o similares. La música pop se defiende de vez en cuando conquistando además Latinoamérica y España. Sin embargo el rock por décadas ha sido limitado, pocos son los grupos que salen con verdadero éxito a giras internacionales. Quizá Los Ángeles, y alguna otra ciudad de California, Las Vegas, Houston, San Antonio o alguna ciudad de Texas. Otros más Miami o NY. Digamos que por ahora aportamos calidad antes que cantidad.

Fox Theatre Julieta Venegas y Ximena Sariñana

Al respecto, nunca había tenido oportunidad de ver a Ximena Sariñana en vivo, hasta ayer domingo que lo hice en la ciudad de Oakland, donde fue la encargada de abrir el show de Julieta Venegas, y mi única forma de resumirlo es que fue una presentación dominguera. Se colocó delante de su piano y nunca se movió de ahí, su bajista parecía dormido y el baterista fue el más comprometido con la apertura de un show.

Ximena Sariñana sobre el escenario

Sariñana es una intérprete que sería gran cantante (porque tiene una potente, educada y linda voz) en algún grupo donde algún guitarrista compusiera toda la música, podría ser una excelente Leonardo de Lozanne con un Paco Huidobro detrás, o una mejor Rosa Adame de la La Lupita, donde una banda completa la sostenga, la impulse e inyecte algo de energía en la presentación, pero no una Julieta, pues la originaria de Tijuana por ejemplo sí sabe cómo montar su show, vamos, sabe que es su show, ella lo lleva y dirige, tiene un espectáculo producido y sabe dirigirse a su público, incluso identificar para quién está tocando. Claro, cuando es un concierto como este los asistentes son en su mayoría fanáticos, las posibilidades de quejas del espectáculo son pocas, pero más allá de eso un artista debe entender la responsabilidad del compromiso. Se espera lo mejor que puedan dar, al público no le importa si es domingo, asiste para un momento especial.

Por lo general soy partidario de la espontaneidad en las bandas, no me gusta un concierto de los Rolling Stones donde absolutamente todo está ensayado y preparado, prefiero la naturalidad del momento, pero ello no implica abstenerse del ensayo y quizá una producción base. Ciertamente depende del tipo de música y personalidad del cantante o grupo, pero la presentación de Sariñana fue una desgracia y ahora entiendo porqué su popularidad y éxito son limitados, teniendo todo para ser una verdadera diva representante del rock-pop nacional.

Le falta personalidad, es una ñoña y ni siquiera una ñoña que dé ternura o tenga un estilo propio. Parece novata en su presencia escénica, no obstante ha hecho esto por años. No supo ubicarse y su cortesía hablando en ambos idiomas fue más bien boba, no estaba en Inglaterra o Japón, claro que había público norteamericano, pero habiendo vivido incluso en Los Ángeles debería tener idea, como la tuvo Julieta al hablar completamente en español.

Nunca se movió de su lugar

Físicamente era una desgracia, se vistió como cualquiera se viste para ir al cine en domingo, y sí, sé que eso está de moda, es “cool” no seguir la moda y ser “Auténtico”… Sólo que eso no es cierto el 99% de las veces. Así se crean hipsters vintage, liberales indie, emos, rockers, o incluso neo punks. Cuando crezcan entenderán: todo lo que han comprado fue diseñado por alguien con un motivo y para cierto mercado. Todos somos un mercado y quienes además viven de su imagen (incluso quienes más bien venden su talento) necesitan cierta presencia y manifestación.
Su concierto en vivo no significó mucha diferencia si la hubiera visto en Youtube, así de sencillo. Su música por supuesto refleja esta despreocupación y falta de madures como cantante, pues ya sea en español o inglés, poco aporta y nada la distingue. Su voz es un desperdicio, podría ser mucho más con un productor capaz e inteligente, no con Natalia Lafourcade. Quien sepa aprovechar y destacar sus cualidades la revolucionaría, podría hacer de ella una estrella desde el momento de pararse frente al público, y ser una verdadera interprete al abrir la boca.
De los ayer presentes la gran mayoría querrán ver de nuevo a Venegas cuando regrese, y pocos se sentirán igual con Sariñana, ni siquiera aquellos fans cuya personalidad los haga identificarse con ella como tímidos parias.

Tampoco se veía química con sus músicos

Por supuesto no pretendo se convierta en una Belinda o intente ser una Ely Guerra, me queda claro ella es distinta, sólo debe encontrar su estilo definitorio como producto y música, porque la potencialidad es mucha y por ello la crítica vale la pena, hay grupos allá afuera que no merecen la reflexión, pero en su caso uno está frente a algo que no es malo, podría ser muy bueno, aunque por alguna razón no lo es.

*Publicado originalmente el 24 de Octubre, 2011 en AlterEXA

Advertisements

Leave a comment

Filed under MUSIC

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s