AlterEXA – La bonita tradición del solo de Batería

Hace una semana tuve la oportunidad de ver a Matt Cameron, uno de los mejores bateristas que he podido escuchar en vivo. Con pocos adornos dejó en claro su calidad, guiando a un grupo como Soundgarden y ejecutando la batería como pocos pueden, como un instrumento de verdad. Piénsenlo, cuántos bateristas sólo acompañan y llevan el ritmo, muchos de ellos incluso siendo muy buenos, pero sin ese sentimiento especial y conocimiento nato de la batería.

Matt Cameron

Cameron lo es, un espectáculo. Pero repito, no necesitó de mucho para evidenciarlo, no hacía falta un “solo”. Aquella antigua tradición del solo de batería, algo que como el intermedio en el cine, o los empaques de cartón en los CD, muchos de ustedes no conocen ni saben siquiera que existieron, pero eran un clásico de cada concierto. Espectaculares por lo general, era el único momento en el cual la batería sonaba impresionante, y ese mismo motivo era el problema, ¿por qué tenía que demostrarlo? Por ello mismo su consumación fue en el glam rock y en el metal, géneros extraordinarios pero fantoches, siempre ávidos de llamar la atención. Así que les presento ahora un compilado de “Solos” y el por qué están aquí, a disfrutarlos sin pedir su regreso.

Franz Ferdinand es la única banda en años recientes que he visto hacer un solo, aunque no lo sea propiamente, ya que son los cuatro integrantes quienes terminan el concierto dándole duro a los tambores, pero el concepto de espectacularidad y prender a la gente se mantiene.

Tommy Lee es uno de los ejemplos de bateristas “espectaculares”, incitando a la gente, “interactuando” con ellos, gritando y terminando con un solo de cabeza y dando vueltas. Con los años mejorarían la mecánica siempre buscando dar un gan show (360 Drum Coaster). Lo que entonces era heavy rock hoy da ternura.

Lars Ulrich y Rikki Rockett eran especialistas en la espectacularidad a base de saturación y velocidad, sin llegar a ser speed metal, ambos sabían usar sus grandes y barrocos sets para sorprender audiencias.

Este sketch del legendario cómico Jerry Lewis “retando” a Buddy Rich con su particular estilo y tomándose su tiempo también es muestra de lo “especial” y “diferente” que puede ser la batería y el por qué muchos la ven como un juguete en lugar de un instrumento.

Sin embargo, el mejor reto que tuvo Buddy Rich fue sin duda frente a Animal, baterista en el Show de los Muppets, otro símbolo del pasado, quien también llegó a retar a Harry Belafonte.

John Bonham, una de las mayores pérdidas en la historia del rock, este tipo hacía solos porque su calidad era demasiada para no hacerlos. La batería era una extensión de sí mismo. Algunos conciertos de Led Zeppelin duraban cuatro horas, ocupando media hora para el solo de Bonham. El siguiente es su solo en el famoso concierto de 1973 en New York de la canción Moby Dick, y este sí un solo para disfrutar.

*Publicada originalmente el 1o de Agosto, 2011, en AlterEXA – La bonita tradición del solo de Batería.

Advertisements

Leave a comment

Filed under MUSIC

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s