Revista Merca2.0 – Por qué las redes sociales NO son una revolución

He escuchado ya demasiadas veces sobre la maravilla de las redes sociales y literalmente, la revolución que están suscitando o representan.

Primero una rápida revisión de términos. Responsabilidad es reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente, o bien, de algo dicho o escrito. Hay que ser responsables de lo que digamos (lo hayamos razonado o no). Una revolución es un cambio rápido y profundo en cualquier cosa, geopolíticamente un cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación.

Continúo, de ninguna forma creo que las redes sociales estén a la altura de una revolución y creo que es irresponsable afirmarlo, sobre todo en México. Para empezar, las mencionadas redes sociales son en realidad redes sociales digitales – Facebook, Twitter, YouTube, Foursquare, Tout, GetGlue, Last.fm, Hi5, Myspace, etcétera-, lo cual las hace dependientes de un servicio, que a su vez estará proporcionado por alguien y en cierta medida también controlado o supervisado. Cada vez hay más regulaciones al respecto y no es un territorio libre ni mucho menos. Sí es mucho muy difícil de controlar y eso permite gran libertad de expresión y acción, pero esto sucede para bien o para mal.
Tomemos al más popular del momento, Facebook, muy bien conocido en México, basta ver los números (¿orgullo o vergüenza?). Aunque en Facebook hay páginas, grupos y usuarios dedicados a causas altruistas, informativas, empresariales, emprendedoras, yo qué sé, la mayoría lo usamos para publicar una vieja canción ochentera, las fotos de la boda de Lupita o algún video según nosotros graciosísimo. Pocas son las utilidades sociales revolucionarias. Vean sus páginas más populares.

La victoria presidencial de Barack Obama fue muy publicitada y hubo quien dijo que su victoria se dio gracias a la estrategia en redes sociales. Por supuesto ayudaron, pues se acercaron al grupo activo en línea como nunca antes había ocurrido (porque antes no existía). La revolución en Egipto a principios de este año fue publicitada como una que sucedió gracias a Facebook, cuando esto sólo fue el movimiento mediático para difundir algunos mensajes, pero no tuvo nada que ver con la organización activa social que se llevó a cabo en las calles y que logró el cambio.

¿Son una gran herramienta y están cambiando algunas áreas? Sin duda. La publicidad y la mercadotecnia, por ejemplo, se han visto muy favorecidas, debido a los bajos costos para llegar a determinados grupos, por ende las marcas y todo tipo de servicios, habrá que ver la utilidad. Además, echen un ojo a los videos más vistos en YouTube, a las campañas virales exitosas, o al Top 10 en número de seguidores en Twitter. Si ellos liderarán una revolución no será una de la cual quiera formar parte.

Quizás al responder ¿Han transformado las redes sociales mi vida?, muchos de ustedes contesten que sí. Ustedes tienen acceso a internet y casi todos serán activos en al menos una red social. Pero respondan a la pregunta ¿Qué han hecho las redes sociales por mejorar a México? ¿Tenemos hoy un México más seguro? ¿Nuestra población está más educada? ¿Saben ustedes más sobre lo que sucede en Durango, Tamaulipas, Colima? ¿Qué han hecho ustedes por mejorar su sociedad a través de las redes? ¿Un RT? ¿Un e-mail para “firmar” una causa?

Es una fortuna que contemos con ellas como una oportunidad que antes no tuvimos. Y sí son hoy en día una diferencia, pero no una revolución, no están cambiando la forma en la cual funciona todo. En México, hoy en día hay lugares incomunicados, sin luz, vamos, con esclavitud; o sin ser tan extremista, lugares donde las autoridades públicamente hacen anuncios anti-homosexuales, se prohíben narcocorridos, minifladas, se encarcelan inocentes, se solapan corruptelas. Los ciudadanos, internautas o no, en general lo permitimos o somos partícipes de algo, aunque sea por miedo.

Estos ejemplos pueden ser (y son) bien combatidos, tal vez muchos tratan de hacer su parte, de ser responsables, de aprender o difundir conocimiento; pero al menos en México no se verán reflejados significativamente hasta que no sea la prensa escrita, la radio y, sobre todo, la televisión las que difundan estos esfuerzos. La revolución surgirá, si ocurre, del pensamiento, la educación y la respuesta social en las calles. Entonces será reflejada en las redes sociales tanto como en los diferentes medios, y sí, con un acercamiento distinto y seguramente con más opciones, nada más.

Publicada originalmente el 20 de Julio, 2011 en Revista Merca2.0

Advertisements

Leave a comment

Filed under MKT

¿Comentarios?

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s